Viajar solo, con mascota, sin mascota, en familia, con la suegra, sin la suegra, con amigas, con hijos…

El viaje es a dónde vas, en que momento de tu vida, cómo vas vos y quien te acompaña. Entre todas esas formas, yo me quedo con una: viajar de a dos, como Paula y Andrea que hace rato viajan juntos y escriben sobre lo apasionante que es viajar (y comer) en Viajar y Otras pasiones.

Para algunos viajar en pareja es un desafío de principio a fin, implica convivir días completos, ponerse de acurdo en lo que vayan a hacer y a donde vayan a ir, e incluso a veces en intentar sobrevivir con un presupuesto de €7 al día.

DSCN0296
A veces también implica visitar todos los museos de guerra, pero da por seguro que vas a tener a alguien que te acompañe a conocer todas las colecciones egipcias

Sin embargo viajar con la media naranja es una opción que volvería a elegir una y mil veces. Estas son mis razones:

Porque dividís gastos: Porque las habitaciones dobles suelen ser más baratas que las simples, porque el precio de ese imán que coleccionas, o de ese snack que necesitas para seguir pateando una ciudad van a salir la mitad si los compartís. Los expertos economistas lo confirman.

DSCN0373
Los pasteles de Belem, más baratos por docena

Porque cuatro ojos ven más que dos: Porque a esta altura, no podría saber cuántas veces me hubiese perdido por ahí si no hubiese estado acompañada de alguien que tenga la capacidad de orientación que yo me olvide en algún lado.

Porque probas más sabores: Porque viajar nos gusta, pero comer nos gusta el doble. Por eso cada uno pide una opción diferente de la carta y le roba un pedacito al otro. ¿Quién no aplica esa estrategia?

IMG_20161229_174945507
Cuando queres probar toda la comida típica, pero las porciones polacas son, como mínimo, suculentas

Porque es como viajar con una extensión de uno mismo: ¿No te acordas como se llamaba ese lugar tan curioso? Probablemente el otro lo recuerde. ¿Comienza a pesarte la botella de agua en la mochila? Podes pasar la posta un rato y hasta probablemente te avise que una foto desde ese ángulo quedaría genial cuando no te hayas dado cuenta.

DSCN9451
¿Dónde fue que visitamos esa cárcel abandonada? Alguno de los dos se acordará
DSCN3685
Saca una foto desde acá

Porque te energiza: Porque hace frío y quisieras quedarte durmiendo en el hostel, o porque ya llevas un rato entre los Alpes y los restos de ese castillo todavía parecen lejanos. Viajando de a dos podes tener la certeza de que nunca vas a tirar la toalla.

DSCN1102
Caminaste demasiado cuando las calles empiezan a pasar cerca de los techos
DSCN0926
Siempre vas a tener a alguien que pose en las fotos

Y si aún te quedan dudas, Paula y Andrea (basta solo con mirar sus fotos) van a terminar de sacarte un ¡Si, quiero!

Algunas ideas para cuando quieras viajar en pareja:

Acuerden intereses comunes: Así evitan llegar a destino y darse cuenta que uno quiere ir a tomar sol a la playa y el otro quiere ir a andar en bicicleta por las sierras. Siempre lo digo, organizar con anticipación es siempre lo mejor.

Viajen con la misma idea en mente: Vayan a descansar, a caminar de sol a sol o a perderse en la jungla, pero esperen lo mismo del viaje. Regla válida para intereses, presupuesto, visitas, etc, etc, etc.

Disfruten: Las discusiones se arreglan, las peleas pasan, y siempre vas a poder visitar ese otro restaurante al que te hubiese gustado ir, pero pocas veces vas a tener la oportunidad de conocer a quien vaya con vos como cuando están de viaje.

 

 

 

Anuncios