Cosmopolita como pocas, Londres es una ciudad con todas las letras, la más grande de Europa y una de las más grande del mundo; es un montón de luces brillando en la niebla británica.

 

¿Cómo llegar?

El enorme tráfico aéreo de la ciudad hace necesario que cuente con varios aeropuertos, 4 para ser exactos.

Solo el aeropuerto de Heathrow tiene conexión con el metro, la forma más barata de llegar. Igualmente todos están conectados con el centro a través de trenes o autobuses con buena frecuencia aunque más costosos (los trenes rondan las £15, según el aeropuerto de salida, el rango de precios de los autobuses es muchos más amplio).

Si llegas al aeropuerto de Luton es importante que sepas que es necesario tomar un autobús (que sale desde allí) y que en pocos minutos te dejará en la estación de trenes que llevan al centro.

En mi viaje, llegué al aeropuerto de Stansted y llevaba comprados con anterioridad boletos de autobús al centro de la ciudad de la empresa Terravisión. Una vez que llegué a las dársenas indicadas en el pasaje me encontré con otros pasajeros esperando el mismo servicio. El autobús nunca apareció. Cuando preguntamos a los empleados del aeropuerto nos dijeron que hacía varias semanas que la empresa no estaba realizando viajes y que no era la primera vez que pasajeros quedaban varados allí. Tuvimos que comprar boletos de otra empresa para llegar al centro. Una vez allí, encontramos de casualidad un puesto de Terravisión, donde nos dijeron que el autobús había salido desde otra ubicación en el aeropuerto; nunca se nos había informado del cambio. De más está decir que no recomiendo la empresa bajo ningún concepto.

Increíblemente, también puede llegarse a la isla en trenes o autobuses. Ambas opciones son mucho más costosas y demoran mayor tiempo que viajar en avión, por lo que no son opciones recomendables excepto casos particulares.

El transporte y la ciudad:

La red de metro de Londres es una de las más extensas del mundo. Cuenta con 11 líneas que te dejará en prácticamente cualquier punto de la ciudad. La mala noticia es el precio de los pasajes y que, por el enorme tamaño de la ciudad, difícilmente puedas evadir su uso.

El precio del billete sencillo es de £4,90.

También cuenta con servicios de autobuses y tranvías, usados con menos frecuencia.

No recomiendo particularmente la opción de alquileres de coches o de desplazarse en auto por la ciudad, ya que acostumbrarse a conducir por el lado opuesto puede ser un poco difícil en una ciudad tan grande.

Particularidades:

Clima: Comunmete, se tiene la idea de que Londres es una ciudad gris y eternamente nublada, donde siempre llueve. Lamentablemente, esta imagen que tenemos de la ciudad suele coincidir con la realidad. La humedad suele ser alta, por lo que es común que toquen días lluviosos en nuestro viaje; si bien la lluvia no es abundante, al menos una vez en el día cae una suave llovizna y el cielo pasa de despejado a nublado constantemente, aunque siempre con un color gris que intentará arruinar tus fotos.

Lo bueno es que las temperaturas son bastante constantes, tanto en el día como a lo largo del año; entre el invierno y el verano no hay más de 20° C de diferencia, con medias de 5° C y 17°C respectivamente.

DSCN0238.JPG
El cielo gris de Londres no es un mito

Moneda: La moneda en toda la isla es la libra esterlina. Yo viajé desde España y cambié euros una vez allí. El resultado fue que resultó más costoso que haberlos cambiados al precio del aeropuerto de Madrid, así que probablemente no te convenga esperar a llegar para cambiar, sino directamente llegar con la moneda inglesa.

Enchufes: Si viajas desde fuera de Europa no te sorprenderá que tengas que conseguir un adaptador para ir a Inglaterra, pero si planeas un viaje a Europa y solo llevas un adaptador europeo te llevarás una poco grata sorpresa en Londres y el resto de la isla, ya que los enchufes son diferentes al resto del continente. Es recomendable que lo lleves desde donde salgas, así no perdes tiempo buscando uno luego; puede ser una tarea bastante difícil.

Para mayor información en español sobre Gran Bretaña en general podes visitar la página oficial de turismo aquí.

¿Qué ver?

Big Ben:

Aunque comunmente se le llama Big Ben al reloj de la torre del palacio de Westminster, o a la torre en general, en realidad ese es el nombre de la campana que se encuentra dentro de dicha torre.

El Big Ben es probablemente la imagen más emblemática de Londres. La “visita” es solo exterior, es decir, no se puede ingresar en él. igualmente está de más decir que vale la pena ir a conocerlo, sobre todo por la noche, cuando se ilumina.

DSCN0092.JPG
No, en realidad este no es el Big Ben, aunque la campana que tiene ese nombre está ahí dentro

Palacio de Buckingham:

Este palacio es la residencia oficial de la monarquía en Londres, por lo tanto, donde actualmente reside la Reina Isabel II.

Es posible visitar el interior del palacio entre agosto y septiembre, donde también se incluyen visitas a: las cocheras reales, la galería de la Reina y los Salones de Estado. El precio de la entrada variará según cuántos de estos lugares quieras conocer y si se te aplican o no descuentos. El precio máximo,para un adulto con todas las visitas es de £37. Desde allí para abajo, la entrada será reducida para quien quiera visitar solo alguno de estos lugares y tendrán descuento los mayores de 60, estudiantes y menores de entre 5 y 15 años.

Podes conseguir más información sobre el palacio haciendo click aquí.

Uno de los espectáculos más concurrido por turistas en Londres es el cambio de guardia real que tiene lugar en la entrada al palacio diariamente entre los meses de mayo y julio, y de manera alternada (es decir, día por medio) el resto del año. El espectáculo es gratuito.

The Shard:

Es uno de los rascacielos más simbólicos de la ciudad y uno de los más altos de Europa, llegando a medir 3o6 metros de altura.

Cuenta con un alucinante mirador con vistas de 360º por todo lo alto de la capital inglesa.

El ingreso al mirador es bastante caro, lo que lo hace poco recomendable, aunque sí es merece la pena acercarnos a conocerlo y experimentar la sensación de estar rodeados de este y otros increíbles edificios. Uno de ellos es el peculiar edificio del City Hall, una construcción ovalada que alberga al Ayuntamiento de Londres y que permite una visita reducida al interior del mismo.

El precio del mirador de The Shard es de £29,95 para adultos, £23,95 para menores de entre 4 y 15 años y gratuita para menores de 4. El horario de acceso es de 10 a 22 hs. de jueves a sábado y de 10 a 19 hs. de domingo a miércoles, siempre con el ingreso permitido hasta una hora y media antes del cierre.

DSCN0285 mjorado.jpg
The Shard y The City Hall. El cielo gris no ayuda

London Bridge:

El puente más antiguo de la ciudad. En la ubicación actual lleva existiendo un puente desde hace casi 2000 años, se conoce que desde la época de la invasión romana, hacia el 46 d.C, ya se ubicaba allí un rudimentario puente de madera.

Tower Bridge:

El puente más famoso sobre el Támesis; es el monumento que, junto con el Big Ben, representa a Londres a nivel mundial.

El Tower Bridge cuenta con un sistema de levas que permite el tránsito de grandes embarcaciones y cruceros por el río. Este sistema es visitable, junto con una exposición fotográfica acerca de su importancia en la historia de la ciudad.

El precio de la entrada es de £9, con descuentos para mayores de 60 y estudiantes, que deberán abonar £6,30 y para menores de entre 5 y 15 años, que pagarán £3,90. Abre de 10 a 18 hs. de abril a septiembre y de 9:30 a 17:30 hs. el resto del año.

DSCN0283.JPG
Tower Bridge es mucho más grande de lo que uno se imagina

 

Palacio de Westminster:

Al contrario de lo que podría pensarse, este palacio no es lugar de residencia de la realeza (al menos no desde el S. XVI), sino que aquí se encuentran las cámaras del parlamento del Reino Unido.

El diseño gótico del palacio incluye muchas torres; la ubicada al noroeste, la más famosa de todas, es la denominada Torre Isabel. Con 96 metros de altura alberga la gran campana Big Ben.

El precio de entrada al palacio es de £18, con descuentos para estudiantes. Las visitas son solo los días domingos durante el verano, pero el horario varía de mes a mes.

Abadía de Westminster:

El lugar tradicional para las coronaciones y entierros de la monarquía. Tiene además, sepulcros de la familia real y personajes ilustres británicos.

Tanto la abadía como el palacio han sido declarados patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

Los claustros y la abadía pueden visitarse de lunes a sábados. Los claustros tienen un horario de 8 a 18 hs. El horario de apertura de la abadía es a las 9:30, cerrando a las 19 hs. los miércoles, a las 14:30 hs. los sábados y a las 16:30 el resto de los días. El precio de la entrada es de £20, de £17 para estudiantes y mayores de 60 años y de £9 para menores entre 6 y 16 años.

Para más información sobre la Abadía podes hacer click aquí.

 

China Town:

Con una histórica tradición china asentada allí ya desde el S. XVIII, en la actualidad se caracteriza por un clima alegre y festivo. Toda la zona de China Town de Londres es una de las más concurridas tanto por jóvenes turistas como londinenses, ideal para comer comida típica asiática a muy buen precio o entretenerse en los atractivos de sus calles.

A escasos metros se encuentra la plaza de Piccadilly Circus, centro de la diversión en la ciudad. Dedicada totalmente al ocio no solo atrae por sus increibles tiendas y bares, sino también por su carteles luminosos, luces de neón y su clima jovial y animado.

DSCN0165 mejorada.jpg
Piccadilly Circus iluminada

National Gallery:

Es la galería de arte más importante de Londres y una de las más importantes del mundo. Expone más de 2300 obras de artista de renombre como Velázquez, Van Gogh o Rembrandt en un ambiente acogedor y cómodo incluso para aquellos que no tienen tanto interés en el arte. Además de poder recorrer la galería también podrás tomar y comer algo, utilizar la conexión a internet y descarsar. Lo mejor de todo: la entrada es gratuita; lo que lo convierte en un imprescindible ineludible en tu viaje.

Tampoco podes dejar de dar una vuelta en Trafalgar Square, la enorme plaza construida en homenaje a la batalla en Trafalgar que tiene literalmente sobre ella la entrada a la galería nacional. Estarás en pleno centro londinese.

La galería se encuentra abierta todos los días de 10 a 18 hs. excepto los viernes que cierra a las 21 hs.

Puedes obtener información sobre la National Gallery aquí.

Torre de Londres:

Uno de los lugares más cargado de historia en la ciudad. Esta enorme fortificación es sinónimo de encierro y prisión, función que cumplió por más de 900 años. Pero esta fama no solo se la da la cantidad de tiempo que fue prisión, sino también por ser lugar de encierro de personajes históricos y de gran importancia, entre los que destaca Ana Bolena.

La Torre es visitable y conocerla puede llevarnos varias horas, por lo que vale la pena pasar dedicar toda una mañana o tarde para conocerla. El precio de la entrada general es de £24,50, con descuentos para estudiantes y mayores de 60 años, que pagan £18,70 y menores de 16 años que deberán abonar  £11. Entre los meses de marzo a octubre el horario de apertura es de 9 a 18 hs. de martes a sábados, abriendo una hora más tarde lunes y domingos. El resto del año el horario es de 10 a 17 hs. cerrando una hora antes los lunes y domingos.

Para más información sobre la Torre y compra de entradas puedes hacer click aquí.

DSCN0263.JPG
Interior de la Torre de Londres

Covent Garden:

Es el mercado más importante de Londres y una de las zonas más bellas de la ciudad para recorrer, pasear, hacer compras o visitar bares y restaurantes.

Esta parte de la ciudad ha sido el principal abastecimiento del resto desde el S. XIII, cuando sus terrenos pertenecían a los huertos de los monjes de Westminster.

St. Paul’s Cathedral:

La catedral de San Pablo es la segunda más grande del mundo luego de la Catedral de San Pedro en el Vaticano.

Además del interior de templo pueden visitarse la cúpula y la cripta. Lo negativo acerca de la visita es el precio de la entrada, que puede resultar un poco elevada: £18 la entrada general, £16 para mayores de 60 y estudiantes y £8 para menores de entre 6 y 17 años. El horario es de lunes a sábados de 8:30 a 16:30 hs.

Hace click aquí para más información sobre la catedral.

DSCN0329.JPG
La vista de St Paul’s desde mi altura

British Museum:

Sin duda uno de los museos más increíbles y completos del mundo. Entre los más de siete millones de objetos con los que cuenta destacan el piedra Rosetta y las famosas momias egipcias.

El horario del museo es de 10 a 17:30 hs. y la entrada gratuita. Imposible no ir.

Podes encontrar más información sobre el museo, planear visitas o conocer exposiciones hace click aquí.

DSCN0623.JPG
Pieza de la colección egipcia

London Eye:

Un recorrido de media hora por la alto de la ciudad en una de las norias más grandes del mundo, dentro de una cabina de cristal con capacidad para 25 personas.

La principal contra del London Eye es el elevado precio: £24, 95 la entrada general, con descuentos para menores de entre 4 y 15 años, que abonan £18,95.

Particularmente no creo que valga la pena, pero es una buena opción para los amantes de este tipo de atracciones, además de haberse convertido desde su construcción en un icono inglés.

Imperial War Museum:

Uno de los museos más impresionantes en los que he estado. Seis plantas dedicadas a la historia de los conflictos bélicos con piezas únicas, increíblemente bien conservadas y de valor incalculable. Aviones colgados del techo, misiles enormes, una pieza de las Torres Gemelas, tanques, autos, carteles y demás que permiten tomar noción de las dimensiones que han tenido estos conflictos y las experiencias personales de quienes las vivieron.

DSCN0686.JPG
Entrada al museo

 

Hyde Park:

Con una increíble extensión de 140 hectáreas, es el parque céntrico más grande de Londres. Aunque la ciudad no se presta mucho a paseos al aire libre, conocer el parque es un ineludible, pasear en el verde, alquilar una barca y recorrer el lago o caminar entre los árboles harán que te lleves una experiencia preciosa.

Como podrás ver, las opciones en Londres son infinitas, podrían continuar y continuar…

¿Que te aparecido la capital británica? ¿Sos del grupo de los amantes de la ciudad? ¡No te olvides de dejar tu comentario!

 

 

 

 

 

Anuncios