Dicen que no alcanza una vida para conocer Roma. Lamentablemente somos muchos los desafortunados que no tenemos la oportunidad de disponer de una vida entera para descubrirla, y debemos conformarnos con solo algunos días; pero que no decaiga, porque no importa cuántos días vayas a estar, siempre podes llevarte un buen bocado de esta increíble ciudad, y no importa si los días que vayas a estar son muchos, siempre vas a querer volver.

El propósito de organizar la guía de esta manera es la siguiente: los días van a estar ordenados por orden de “prioridad” de los lugares que son preferibles visitar. Así, si solo vas a estar un día podes hacer la ruta de un día, si vas a estar dos, podes hacer la ruta del día uno y dos y así sucesivamente. Si vas a estar más de cinco días, podes dar por seguro que vas a tener millones de lugares más para visitar, Roma es inagotable, esa es una de las mejores cosas que tiene.

Podes conseguir información sobre los días, horarios y precios de los monumentos y consejos sobre la ciudad haciendo click aquí.

Día 1:

Lo mejor es comenzar tu visita parado en el inicio de la via dei Fori Imperiali, esta calle que tal solo tiene algunos años, pero que los templos y monumentos que se posan sobre ella tienen cientos de años. Luego de un paseo por allí llegarás al Foro Romano, el corazón de la antigua Roma. Para entrar aquí y al Coliseo deberás adquirir un entrada. La visita el foro es extensa y muy variada: verás templos, monumentos, arcos, palacios, las casas de los emperadores, recorrerás el monte Palatino, donde toda la historia comienza. Una vez que des por finalizado la visita al foro podrás dirigirte al Coliseo, el monumento más importante de Roma y el que la representa a nivel mundial.

DSCN6580.JPG
Foro Romano por la noche

Finalmente, muy cerca de allí encontrarás el enorme monumento a Vittorio Emanuele II, también conocido como Altare della Patria, donde podrás visitar el Museo del Risorgimento, tenes unas vistas panorámicas en el ascensor del edificio o simplemente pasear por el enorme monumento. Si este es tu único día en la ciudad, puedes ir a tirar una moneda a la Fontana di Trevi, así seguro vuelves. Si tenes más días para visitarla también puedes hacerlo luego.

SAM_3700.JPG
Fontana di Trevi

Si aún te restan energías para continuar el paseo puedes dirigirte al Circo Massimo, recorrer el antiguo estadio de carreras. Unos pasos más adelante encontrarás la Boca della Verità, una antiquísima y enrome máscara que se conserva dentro de la Iglesia de Santa María in Cosmedin. Luego puedes tomar la calle del Forum Boarium y conocer infinidad de templos y monumentos alejado de la masa turística.

DSCN6527.JPG
Circo Massimo

Puede parecer poco para un solo día, pero las visitas tanto al Coliseo como a los foros pueden llevarte muchas horas, son lugares realmente gigantescos; además, te aseguro que querrás detenerte a cada paso a hacer una foto o a conocer todos los pequeños detalles que condensan en esa parte de Roma.

En caso de que, de todas maneras te sobre tiempo y quieras seguir recorriendo te dejo unas recomendaciones cercanas a donde estarás: Iglesia de San Pietro in Vincoli, donde se encuentra el Moisés de Miguel Ángel, toda esa zona, conocida como Monti está repleta de bares y restaurantes, así que podrás detenerte y comer algo típico. Otra opción para interesados en el arte es conocer la Galería de Arte Moderno.

Día 2:

Ya no propiamente en Roma, en este día nos adentraremos en la mítica Ciudad del Vaticano, emblema de la cristiandad. Será un día cargado de historia, arte y cultura. Con lo primero que te encontrarás será con la Piazza San Pietro, hall de entrada a la enorme Basílica de San Pietro. Recorre un poco la plaza antes de ingresas al templo, detente a mirar los detalles, las fuentes, los edificios que la rodean, la guardia suiza, la fachada. Luego tomate un tiempo para recorrer el interior de la basílica, admira su tamaño y las innumerables obras de arte que contiene, e incluso podrás visitar la cúpula. Saliendo de allí podrás dirigirte a los Museos Vaticanos, uno de los más importantes del mundo, con una colección enorme. Por supuesto que es imposible recorrerlo en su totalidad el día de hoy, eso podría llevarte meses, por eso es recomendable que decidas previamente que es lo que te gustaría visitar. En esta selección por supuesto debe estar incluida la Capilla Sixtina, obra maestra de Miguel Ángel. La visita a los museos puede llevarte tanto tiempo como le quieras dedicar, ya sean algunas horas o el resto del día.

DSCN6603.JPG
Basílica de San Pietro de fondo

Si aún queres seguir paseando en este día, podes caminar uno minutos hasta el Castel Sant’Angelo, visitar el castillo y recorrer el puente que lo conecta con el otro lado del río Tíber.

Por último, si al final del día queres relajarte con un paseo o comer en alguna trattoría podes caminar junto al río hasta la zona del Trastevere.

Día 3:

Para comenzar el tercer día deberás dirigirte a Piazza della Rotonda. Si saliste sin desayunar podes aprovechar y sentarte en cualquier cafetería de esta hermosa plaza y tomar un café mientras te deslumbran las vistas. Frente tuyo tendrás uno de los monumentos más grandiosos y mejor conservados de Roma, el Panteón. Podrás entrar y admirar la cúpula más grande del mundo desde el interior del templo. Luego, si estás interesado en el arte, podrás dirigirte por via Giustiniani hasta la Iglesia de San Luis de los Franceses, que conserva obras de Caravaggio o directamente dirigirte al siguiente punto: Piazza Navona, una enorme plaza que se asienta sobre lo que antiguamente fue el estadio de Domiciano, donde se realizaban los juegos romanos. Las fuentes de la plaza te dejarán sin palabras, todas ellas de enorme tamaño y gran nivel de detalle, en especial la fuente central: Fuente dei Quattro Fiumi.

SAM_3675 mejorada.jpg
Cúpula del Panteón

Cerca de allí encontrarás el Museo de Roma de Palazzo Braschi, que resume cómo ha sido y cómo ha evolucionado la vida en Roma en diversos aspectos: social, artística o urbanísticamente.

Si no estás interesado en el museo o si aún tienes más energía para seguir paseando puedes  conocer Piazza Campo da’ Fiori, una zona de compras donde se ubica uno de los mercados más lindos de la ciudad.

Si este es tu último día en Roma y quieres hacer más visitas, cerca de aquí se encuentran Piazza del Pópolo y Piazza Spagna, sino puedes dejarlas para el cuarto día.

Día 4:

Este día comienza en Piazza del Popolo, bellísima plaza rodeada de iglesias, bares y fuentes coronada por un enorme obelisco egipcio en el centro. Si desde la plaza miras hacia via del Corso, a lo lejos podrás distinguir el Altare della Patria como telón de fondo de la Piazza Venecia. Además de la plaza, podes visitar la Iglesia de Santa Maria del Popolo, que, como todas las iglesias en Roma guardan tesoros artísticos en su interior, en ese caso de obras de arte creadas por Rafael y Caravaggio.

DSCN6612.JPG
Fuente en Piazza del Popolo

Ya sea que visites o no la iglesia, lo próximo que debes hacer es vía del Babuino para llegar a Piazza di Spagna, dominada por la fuente de la Barcaza. Luego podes recorrer via dei Condoti, la calle de la moda por excelencia en Italia. Continuando por la via del Corso conocerás el Palazzo Chigi, sede de la presidencia y el Palazzo Montecitorio, sede de la cámara de diputados. Finalmente llegarás a la más grande y bella de las fuentes romanas: la Fontana di Trevi. Siguiendo por via della Dataria llegrás a la Piazza del Quirinale, en donde en el Palazzo del Quirinale reside el Presidente de la República.

Día 5:

Ya has conocido la mayoría de los lugares más importantes de la ciudad, es hora de dejar para el último día las visitas un poco diferentes, si no tienes tanto ánimo para caminar, probablemente debas usar el metro para moverte desde algunos puntos a otros. Podes comenzar por la Basílica de San Pablo Extramuros, uno de los lugares que han tenido mayor importancia para la religión cristiana en Roma; conserva obras de arte relacionadas con ello.

Si estás interesado en conocer otro tipo de museo de arte, puedes dirigirte a Centrale Montemartini, donde se exponen esculturas, maquinarias antiguas y mosaicos entre otros.

Si no quieres hacer una visita relacionada al arte podes conocer la Pirámide Cestia, enorme un monumento sepulcral de más de 30 metros de altura que se encuentra en Piazzale Ostiense.

Otra opción para este último día es conocer lo que te haya quedado en el tintero los días anteriores.

 

Las posibilidades pueden seguir y la lista podría ser eterna, pero lo importante es vivir la experiencia de conocer una ciudad única, famosa en todo el mundo por su grandeza.

Si queres conocer más sobre esta ciudad, descubrí algunos de sus misterios en este post.

¿Que te pareció la ruta? No te olvides de dejar tu comentario o sugerencia, y si te gustó ¡Compartilo!

Anuncios