Es difícil imaginarse que un lugar tan emblemático y representativo como es Pisa sea a la vez tan pequeño y esté tan lleno de turistas; es que las atracciones no se encuentran dispersas por la ciudad, sino que se encuentran todas juntas en Piazza dei Miracoli. La ventaja es que no hay moverse demasiado, de la catedral a la torre hay solo unos pasos, unos más para llegar al museo o a la ópera. La desventaja es que una cantidad de gente equivalente a toda la población de la ciudad estará junta en este espacio un poco reducido. Si planeabas sacarte la típica foto “sosteniendo”la torre, preparate para que detrás tuyo salgan cientos de personas en la misma posición.

¿Cómo llegar?

Pisa tiene su propio aeropuerto; si llegas allí deberás tomar un autobús para acercarte al centro de la ciudad. Los boletos pueden comprarse ahí mismo; tiene varias paradas, ninguna directamente en la Torre aunque sí cercanas. Lo recomendable es buscar la parada que esté más cercana a tu hotel y llegar a pie o tomarse un autobús urbano por €1,20 que te acerque. Esto fue lo que tuve que hacer yo, bajándome en Pisa Centrale, la estación de trenes.

También podes llegar en tren a la estación que mencioné anteriormente y el traslado es el mismo: con un autobús urbano hasta el hotel o el centro de la ciudad.

¿Qué ver?

Como dije al principio, las principales atracciones de Pisa se encuentran reunidas a pocos metros unas de otras en la Piazza dei Miracoli, un verdadero museo a cielo abierto. Además de la Torre Inclinada, principal protagonista, también existen otros edificios dignos de ser visitados. La blancura de las construcciones de mármol sobre el pasto verdísimo logran que las vistas parezcan irreales.

Torre Inclinada: Si alguna vez te preguntaste si está justificado el alboroto que causa este campanario en todo el mundo, no tengo más que decirte que sí, está totalmente justificado; la Torre está inclinada y MUCHO, mucho más de lo que puedas ver en las fotos, en especial cuando se la ve en vivo y en directo.

La Torre es visitable e incluso puede subirse hasta la cima. La entrada cuesta €18 y probablemente tengas que prepararte para hacer cola y esperar para entrar. Puedes comprarla allí mismo u on-line haciendo click aquí.

dscn5334
Escultura del Ángel Caído frente a la torre

 

Catedral: Es una gigantesca construcción de mármol de fines de IX que, como no podía ser de otra manera, también se encuentra levemente inclinada. La entrada a la catedral es gratuita y el ticket para entrar se recoge en la boletaría de la misma plaza. En él indican el horario en el que podremos entrar, probablemente más de una hora después de adquirirlo; por eso es conveniente que saques la entrada ni bien llegues, luego te dediques a conocer y sacar fotos hasta que llegue la hora en la que puedas ingresar. El importante llevar piernas y hombros cubiertos para el ingreso.

DSCN5348.JPG

 

DSCN5355.JPG
Catedral y Torre Inclinada. Como verás, los edificios inclinados son un problema en Italia

Camposanto: La construcción más nueva de la plaza es un enorme cementerio que se ubica bajo techo, en este edificio. El precio de la entrada es de €5 y puedes comprarla en el link que dejé anteriormente.

Baptisterio: Es una gigantesca construcción circular con 107 metros de diámetro, lo que lo convierte en el baptisterio más grande de Italia; el nivel de detalle de la decoración exterior es increíble. La entrada al edifico cuesta €5 y también está a la venta on-line, al igual que la torre y el Camposanto.

DSCN5303.JPG
El imponente Baptisterio en primer plano

Museo de las Sinopias: Cumplió inicialmente las funciones de hospital y en la actualidad se conservan en él antiquísimos dibujos preparatorios de los frescos del antiguo cementerio, ya destruidos. El precio de la entrada es de €5.

También existe en la plaza el Museo de la Ópera del Duomo, pero se encuentra cerrado desde 2014.

¿Qué más conocer en la ciudad?

La zona de la Piazza dei Miracoli es la zona turística por excelencia, pero de todas maneras podemos alejarnos de los turistas y conocer algunos puntos más en un breve paseo:

Piazza dei cavalieri: A poca distancia de la torre encontramos esta pequeña plaza rodeada de hermosos edificios, en donde destaca la imponente fachada del Palazzo della Carovana, coronada en el centro con una escultura.

DSCN5356 mejorado.jpg

Iglesia de Santa María della Spina: Situada junto al río Arno, es una pequeña iglesia de estilo gótico construida hacia 1230.

Iglesia de San Pietro in Vinculis: La construcción de esta iglesia se remonta a finales del Siglo XI. Es de un sobrio estilo románico.

DSCN5372 mejorada.jpg
Fachada de la Iglesia

Piazza Garibaldi: Uno de los lugares con más movimiento del centro de la ciudad, en donde turistas y estudiantes se mezclan en los bares y restaurantes próximos. Hermosos edificios rodean la estatua de Giuseppe Garibaldi, situada en el centro de la plaza.

DSCN5361 mejorado.jpg
Monumento a Garibaldi

Además de estas opciones, la ciudad cuenta con diversos museos para quienes estén interesados, todos ellos relacionados con el arte.

Como verás, recorrer Pisa no te llevará más de un día, o dos a lo sumo, pero conocer uno de los monumentos más visitados de Italia lo vale.

¡No te olvides de dejar tu comentario y compartir!

 

Anuncios