No sé si es el idioma, los edificios, las luces o su gente, pero en París el aire se respira diferente desde que se llega.

¿Cómo llegar?

Probablemente llegues a París en avión, la forma más cómoda, rápida e incluso en ocasiones más económica.

Si llegas al Aeropuerto Charles de Gaulle será muy fácil estar en el cetro de la ciudad en aproximadamente media hora, ya que hay comunicación directa en tren. Tiene un coste de €10 que incluye el trasbordo de metro en caso de que lo necesites. También existen autobuses que conectan con el centro de la ciudad; esta opción es más económica (€3) pero no ofrecen tantas paradas y el tiempo del trayecto en más largo.

Otra posibilidad es que llegues al aeropuerto de Beauvais; en el mismo aeropuerto podrás sacar tickets para los autobuses que llevan al centro. El precio es de €17 y probablemente tengas que esperar unos minutos para partir. El recorrido dura un poco más de una hora en general, y finaliza en Porte Maillot, donde podrás volver a tomarlo para tu regreso; desde allí puedes llegar a pie al Arco del Triunfo o tomar el metro, que se encuentra cerca. Desde este aeropuerto es la única opción que recomiendo, ya que tomar un taxi sería sumamente costoso por la distancia, sobre todo si no son muchas las personas que viajan. Esto es importante tenerlo en cuenta a la hora de sacar los pasajes hacia París; las aerolineas low cost suelen llegar a Beauvais, pero a veces la diferencia entre el precio de los pasajes en estas aerolíneas y las demás se termina anulando por el costo del autobús para acercarnos al centro de París.

Por último, también puedes llegar al aeropuerto de Orly. La forma más económica es tomar un autobús urbano por €2. Otra opción es combinar autobuses con las estaciones de trenes, esta posibilidad suele ser más cara pero más útil porque cuenta con más paradas a lo largo del trayecto.

También podrías llegar en tren, autobús o auto desde diferentes puntos de Europa, pero la cantidad de horas de viaje y el coste de los peajes o pasajes las convierten en opciones para nada recomendables, salvando ocasiones particulares.

El transporte en la ciudad:

París cuenta, como toda gran capital, con una excelente red de metro, tren y servicio de autobuses que conectan todos los puntos de la ciudad a precios accesibles. El ticket sencillo cuesta €1,80, pero la mejor opción, si vas a usar algunos de estos medios con cierta frecuencia es sacar un pack de 10 boletos por €14,10. En ambos casos, los boletos pueden sacarse en cualquiera de las estaciones y sirven para hacer trasbordo en cualquiera de los medios de transporte.

¿Qué ver?

Pregunta difícil de hacerse en París; al principio podemos pensar que es bastante obvio, algunos puntos turísticos muy conocidos y ya; pero si ampliamos las posibilidades un poco, enseguida te das cuenta que no alcanzarán los ojos para ver todo lo que se puede ver aquí. Así que, con mucha dificultad intentaré hacer una lista de aquello que no deberías dejar de conocer en tu viaje:

  • Torre Eiffel: Es esa de las obvias. Seguramente el motivo que nos llevó hasta ahí, la forma que van a tener los souvenirs, llaveros e imanes que lleves de regalo. Es que la torre es lo que representa a esta ciudad (e incluso a toda Francia) en el mundo, el monumento más visitado.

Cuesta creer que más de una vez la hayan querido derribar. Fue construida para la Exposición Universal de París en 1889, y en su época trajo controversia entre artistas, que la consideraban monstruosa, costosa e inútil. Sin embargo decidieron no derribarla. Idea que fue planteada nuevamente con el objetivo de utilizar el material de que está hecha. Finalmente con las llegadas de las guerras mundiales se le encontró utilidad como antena de radiodifusión.

Antes de conocerla esperaba encontrarme una pila de fierro poco atractiva en el medio de una ciudad. A quien piense eso mismo le advierto que será imposible no enamorarse de ella, en vano sería intentar resistirse a sus encantos, sobre todo cuando se ilumina por la noche; inevitablemente te arrancará un suspiro. Es que tiene un no se qué, que la hace bella y única como ningún otro monumento.

Estar allí es una sensación hermosa, y subir a la Torre, una experiencia única. Se puede llegar hasta el 2º piso, por ascensor o escalera a un precio de €9 y €5 respectivamente. también se puede acceder hasta la cima por €15, 50. Las personas entre 12 y 24 años podrán solicitar descuentos y abonar: €7, €4 o €13,50 (en el mismo orden que los precios anteriores). También tendrán descuentos los niños de entre 4 y 12 años que deberán abonar €4,50, €3,50 u €11 respectivamente.

El horario es de 9:30 a 23 hs, excepto desde el 15 de julio hasta el 1 de septiembre que extiende su horario desde las 9 hasta las 00 hs. Según mi opinión el momento más bello para subir es al atardecer, y si aún hay tiempo pasear por Champs de Mars esperando a que se ilumine para poder disfrutar del espectáculo.

DSCN3814.JPG

 

  • Museo de Louvre: El paseo por el museo del Louvre puede llevarte la cantidad de tiempo que le quieras dedicar: si solo quieres conocer la Gioconda, no te llevará más de 15 minutos, si quieres conocer el museo un poco más puedes estar horas y horas viendo las exposiciones, si queres conocer toda la colección, podría llevarte años.

El museo abre, excepto los martes, todos los días a las 9 hs. Miércoles y jueves cierra a las 21:45 hs. El resto de los días cierra a las 18 hs. El precio de la entrada general es de €15, y entrada gratuita para menores de 18 y ciudadanos de la UE de entre 18 y 25 años.

Junto a él vas a encontrar los Jardines des Tuileries, ideales para dar un paseo y descansar en sus sillas antes o después de visitar el museo.

Este es sin duda el museo más importante de la capital francesa, pero no el único. París alberga una cantidad enorme de museos, galerías y centros culturales; por supuesto es imposible visitarlos en un viaje, pero si puedes seleccionar los que más te atraigan. Entre los más importantes están: Museo Orsay, Centro Pompidou, Museo Rodín, Museo Picasso, Museo de la Orangerie, y miles más.

DSCN3454 mejorado.jpg
Museo de Louvre
  • Ópera Garnier: Más allá de si desees entrar a conocerlo o no, pasar a conocer, aunque sea la fachada de este hermosísimo edificio de 1875 es obligación.

El precio de la entrada es de €6 y se encuentra abierto desde las 10 hasta las 17 hs.

  • Panteón: Es un enorme edificio de estilos gótico y griego combinados. También puede visitarse la cripta, en donde se encuentran las tumbas de las personalidades más famosas de Francia como: Voltaire, Descartes, Victor Hugo, Rousseau, Braille, Monet, Alejando Dumas o Marie Curie. El precio de la entrada general es de €8,50, y es gratuita para menores de 18 y ciudadanos de la UE de entre 18 y 25 años. Abre todos los días de 10 a 18 hs.

Estando ahí se puede aprovechar para conocer el barrio latino, tomar algo en alguno de sus tantos bares o comer algo en los cientos de restaurantes de esta zona. Muy cerca del Panteón podrás encontrar los Jardines de Luxemburgo, los jardines más famosos de París; descansa, camina, descubrí estatuas y fuentes y perdete por el parque.

DSCN3737 mejorado.jpg
Jardines de Luxemburgo
  • Arco del Triunfo: Construido en representación de la victoria del ejército francés bajo las órdenes de Napoleón, las dimensiones de este arco son colosales: 50 metros de altura, 45 de base, con un ancho de 22 metros; es difícil imaginarlo, y una vez que lo tenemos frente siempre resulta sorprendente.

Es importante que tengas en cuenta que la rotonda en la que se encuentra el arco no tiene cruces peatonales sobre la calle, para ello existen cruces subterráneos frente a él.

El horario es de 10 a 23 hs, salvo de octubre a marzo que cierra a las 22:30 hs. El precio de la entrada general es de €12, y es gratuita para menores de 18 y ciudadanos de la UE de entre 18 y 25 años. Aunque, por supuesto puedes ir, conocerlo y fotografiarlo de forma gratuita.

Obviamente, una vez allí no puedes perderte la oportunidad de dar un paseo por Champs Elysées, una de las más importantes avenidas parisinas.

DSCN3394.JPG
Arco del Triunfo. Tan grande que es imposible hacerle una foto
  • Basílica del Sagrado Corazón o Sacré Cœur: Es impactante caminar por una calle dirigiéndose a la basílica y de repente, doblar en una esquina y ver la enorme construcción sobre la colina, con una alfombra de 197 escaleras hasta su entrada.

La entrada a la basílica es gratuita y el horario en el que se encuentra abierta es de 6 a 22:30 hs, realmente imperdible. La zona en la que se ubica es Mortmartre, conocida como el barrio de los pintores; vale la pena pasear y recorrer el lugar. Cerca también encontrarás el famoso Moulin Rouge; por más de que no ingreses, es irresistible ir a hacerle una foto.

DSCN4063.JPG
Basílica del Sagrado Corazón
  • Catedral de Notre Dame: Otra de las visitas obvias, pero 100% justificadas. La catedral es realmente imponente, tanto la fachada exterior como el gigantesco interior, decorado con vitrales que apenas dejan colarse un poco de luz. Construida alrededor del 1200, es una de las catedrales góticas más antiguas del mundo.

La entrada es gratuita (no hay excusas para no visitarla) y abre en el horario de 8 a 18:45 de lunes a viernes y hasta las 19:15 los fines de semana. Muchas veces he leído que las colas para entrar eran muy largas y que demoraban demasiado tiempo. Mi experiencia es todo lo contrario, en mi caso la cola iba tan rápido que en menos de 10 minutos estábamos dentro. Algo que mucha gente no sabe es que dentro de la catedral se encuentra (lo que dicen que es) la corona de espinas de Jesús. Está expuesta en el interior del templo, pero encontrarla puede ser imposible si sos despistado. Sin ninguna indicación clara ni elemento que la destaque se encuentra detrás de una pequeña vitrina cubierta por un manto rojo; ajustando bien los ojos y con un poco de imaginación, puede verse a través del velo un círculo. Pues eso sería la corona. También pueden visitarse las torres, el tesoro y la cripta, pero según mi opinión, no merecen mucho la pena y conviene guardarse el dinero para un crepé.

DSCN4127.JPG
Vitral de la Catedral de Notre Dame. El nivel de detalle en toda la catedral es inimaginable
  • Les Invalides: Rodeado de jardines repletos de pinos bajos y conejos y con una cúpula dorada que enceguece a quien la mira, el Hotel National Des Invalides es uno de los monumentos más importantes de la ciudad. Fue una antigua residencia para soldados de la armada francesa retirados y actualmente es el lugar en donde se encuentran los restos de Napoleón.

El horario es de 10 a 18 hs de abril hasta finalizado septiembre y hasta las 17 el resto del año. La entrada general cuesta €11 y €9 los martes luego de las 17 hs. La entrada es gratuita para ciudadanos de la UE de entre 18 y 25 años.

DSCN4207.JPG
Place des Invalides
  • Iglesia de la Madeleine: Una de las iglesias más bellas que he visto, con una hermosa e imponente fachada de estilo griego, y un interior sobrio y de luz tenue; desentona con todas las demás construcciones que podamos encontrar y la hace única frente a otras iglesias de culto cristiano.

La entrada es gratuita y tiene un horario de apertura de 9:30 a 19 hs.

¿Y el puente de los candados?

Desde hace un tiempo ya, por el peso que estaban soportando, las rejas de este puente en donde los enamorados dejaban un candado como promesa de amor eterno, fueron removidas y reemplazadas con paneles lisos, es decir, sin enrejado, por lo tanto, sin posibilidades de poder enganchar nuestro candado allí. Sin embargo, quedan todavía en algunas partes del puente espacios enrejados en donde los románticos encuentran lugarcitos para sellar su amor y el puente nuevamente se está colmando.

Sin duda aún quedan lugares por mencionar, pero de seguro estos no pueden quedar fuera de tu visita a París, y otras tantas que te vas a encontrar a cada paso.

De todas formas, es una ciudad totalmente preparada para recibir turistas, por lo que, si no tienes el tiempo suficiente para conocer uno a uno los puntos, siempre puedes subirte a un autobús turístico, si quieres experiencias diferentes puedes comprar paseos y cenas en barco por el Siena, y si quieres exprimir aún más las visitas puedes solicitar guías en tu idioma o reservar cualquier de las millones de excursiones por Francia en cualquiera de las millones de agencias turísticas. Da por seguro que nada de eso va a faltar.

¿Que te han parecido los consejos? ¡No te olvides de comentar, y de compartir si te ha gustado!

 

 

Anuncios