Venecia es un clásico. Y tiene motivos para serlo, la ciudad de lo canales es mágica.

Si nunca has visitado a la Reina del Adriático es normal que estés lleno de dudas sobre tu viaje, y es que Venecia no es una ciudad como las demás; llegar, alojarse, moverse y realizar visitas aquí tiene el toque especial y característico de las islas.

Consejos:

Llegar a Venecia: Llegar a Venecia no tiene demasiadas complicaciones. Desde cualquier punto de Italia pueden encontrarse autobuses con este destino; probablemente te dejarán en la estación Piazzale Roma. También puedes llegar en tren hasta la estación de Santa Lucía. Si llegas a algunos de los aeropuertos de la ciudad tendrás que tomar un autobús que te acerque hasta Piazzale Roma. Tanto desde esta última estación como desde la de ferrocarriles salen vaporettos hacia el centro de la ciudad, solo debes saber en qué parada queda el lugar en donde te vayas a quedar. Este es el medio de transporte más común y económico, aunque por supuesto también existe el servicio de taxis.

En caso de que llegues en un Crucero, es aún más fácil. Te dejarán directamente en la isla de Venecia y allí podrás moverte a pie sin ningún problema.

El transporte en Venecia puede resultar un poco costoso: el precio del billete simple de vaporetto cuesta €7. Si vas a hospedarte en algunas de las islas cercanas la mejor opción es la tarjeta Venezia Única City Pass. Son billetes turísticos que por determinado precio te ofrecen uso libre del transporte por uno, dos tres y siete días. Es importante destacar que eso incluye los vaporettos que van a Murano, Vurano, Torcello y demás islas. Quizás pienses que es innecesario o caro adquirirlos, pero sin duda terminarás sacandole rédito. La tarjeta puede comprarse on-line o en Piazza Romale. Para más información en español sobre los descuentos y beneficios que ofrece, o para comprarla puedes cliquear aquí.

Si te hospedas en la isla de Venecia y ya compraste las excursiones a las islas o no deseas conocerlas probablemente te convenga manejarte a pie por la ciudad y no comprar ningún billete de transporte.

Hospedaje: Primero que nada, es importante aclarar que Venecia se compone de gran cantidad de islas, algunas se encuentran más cercanas de la isla de Venecia propiamente, y otras más alejadas, por lo tanto, puedes encontrar ofertas de hospedaje tanto en la isla de Venecia, en donde se encuentran la mayoría de puntos turísticos, y algunas islas pequeñas cerca de ella, que suelen ser más económicas. Sin embargo, ahorrar un poco en el hospedaje puede terminar siendo costoso. Si te hospedas en una isla, como por ejemplo Giudecca, que se encuentra a unos minutos en vaporetto, tendrás que tomar este transporte cada vez que quieras ir a Venecia (por lo menos una ida y vuelta por día), ya que de otra manera, no hay forma de llegar. Pero si te alojas directamente en la isla de Venecia puedes moverte libremente por ella, cruzando los canales en sus más de 400 puentes, ahorrando el gasto diario de vaporetto, que solo deberás utilizar en caso de que quieras ir a conocer las demás islas famosas como son Murano y Burano.

Las Góndolas: El paseo en Góndola es una forma distinta y romántica de pasear por la ciudad. Si bien para la mayoría de la gente suele ser infalible, yo lo considero bastante costoso: el paseo cuesta €80 durante el día y €100 durante la noche, con una duración de media hora. En caso de que quieras realizarlo no vas a tener problema en conseguir un paseo, la oferta es constante.

DSCN6079.JPG

Visitas:

Tanto Venecia como las islas cerca de ella pueden recorrerse fácilmente en dos o tres días. Las grandes masas de turistas suelen agolparse en algunos pocos puntos de la ciudad, pero sin duda hay muchos otros que merecen ser vistos; aquí una lista de los lugares que vale la pena conocer:

Piazza San Marcos: Sin duda, el centro el Venecia y su principal punto turístico. Piazza San Marcos reúne varias visitas obligadas:

  • Palazzo Ducale, uno de los símbolos de la ciudad. Cumplió las funciones tanto de palacio como de prisión, que actualmente pueden conocerse en su visita. El Palacio abre todos los días de 8:30 a 17:30 hs de noviembre a marzo y hasta las 19:00 hs desde abril  hasta octubre. El precio de la entrada es de €19, aunque existen descuentos para menores de 14 años y propietarios de la tarjeta turística.
  • Chiesa di San Marcos: La Basílica de San Marcos es tan antigua como imponente. su construcción comenzó en el siglo IX con el fin de ser el lugar en el que se depositen los restos de San Marcos. Es muy importante que tanto hombres como mujeres que deseen realizar la visita lleven los hombros y piernas cubiertos; de otra manera deberás comprar en el interior unos pañuelos grandes que venden ahí mismo (el coste es de €2 cada pañuelo, y tendrás que comprar la cantidad necesaria para cubrir todo el cuerpo). La entrada a la basílica es gratuita, así que hay que ir preparado para hacer cola. También cuenta con algunos museos: el Museo de San Marcos cuesta €5, la Pala de Oro cuesta €2 y visitar el Tesoro cuesta €3. El horario es de 9:30 a 17 hs de lunes a sábados, y de  14 a 17 hs. los domingos durante el verano, hasta las 16 hs. durante el invierno.

Cuando estés ahí no te olvides de mirar el campanario de la basílica y la torre del reloj. Probablemente conozcas San Marcos durante el día, para poder acceder a estos puntos, pero si tenes la oportunidad de conocerla de noche, no te lo pierdas; la cantidad de turistas disminuye y siempre hay algún pequeño concierto que invita a tomar algo bajo las luces de la plaza.

DSCN6284.JPG
San Marcos de noche
  • Puente de los Suspiros: A pocos pasos de la plaza, y pegado al Palazzo Ducale se encuentra el puente de los suspiros. No hay forma de que no lo veas, no porque sea grande, sino porque la cantidad de gente tomando fotos en un lugar tan pequeñito es impresionante. Muchas veces se asocia el nombre del puente con alguna idea romántica, amorosa. La realidad es que el nombre nada tiene que ver con eso, sino que refiere al suspiro de los presos que pasaban por el puente desde o hacia la cárcel y veían el cielo por última vez.
  • Puente y Mercado de Rialto: Otro de los principales lugares de embotellamiento turístico. El puente más antiguo de la ciudad y el lugar ideal para comprar recuerdos al cruzarlo, en el mercado de Rialto.
DSCN6060.JPG
Puente de Rialto
  • Galería de la Academia: Las grandes masas turistas van quedando atrás cuando llegamos a esta zona de Venecia; concurrida generalmente por jóvenes, es el lugar ideal para picar algo o tomar un helado. La belleza de lugares como este es pasear entre las estrechas calles y subirse a los puentes para ver pasar desde allí, una tras otra las góndolas. Por supuesto los amantes del arte, además de pasear por la zona deben visitar la Galería. La entrada general es de €6,5 y de €3,5 para ciudadanos de la UE de entre 18 y 25 años, y gratuita para menores de 18 y mayores de 65 años. La galería abre los lunes de 8:15 a 14:00 hs. y de martes a domingo de 8:15 a 19:15 hs.
dscn6081
Lo mejor de Italia

 

  • Basílica de Santa María della Salute: Desde aquí tendrás los atardeceres más bellos, cuando el sol cae sobre el Gran Canal. La basílica fue construida para cumplir una promesa al final de la peste que golpeó la Región de Véneto. La entrada es gratuita todos los días de 9 a 12 y de 15 a 17:30hs.
DSCN6100.JPG
Cúpula de la Basílica de Santa María della Salute
  • Barrio de Cannaregio: Antiguamente un barrio destinado a reunir a la comunidad judía, actualmente uno de los lugares con más movimiento, sobre todo de noche. La zona está repleta de bares y restaurantes.

Las islas:

Personalmente no creo que sea necesario comprar excursiones a las islas. Son bastante pequeñas, viajar hasta ellas en vaporetto es muy sencillo y recorrerlas es sumamente fácil. Si te dedicas un día a conocerlas no solo podrás visitar Murano y Burano, las más famosas, sino que también podrás incluir Torcello en incluso te sobrará tiempo si comienzas temprano.

Puedes empezar el recorrido por Murano, mundialmente conocida por su producción de vidrio. Sobre todo si llegas temprano, no dudes en entrar a cuanto negocio encuentras, muchas veces se realizan demostraciones gratuitas de la creación de adornos con el cristal de Murano. Las casas en esta isla son coloridas,pero no tanto como en la siguiente. Burano es un estallido de colores, todas y cada una de sus casas están pintadas con brillantes colores; se dicen que era para que los trabajadores encuentren más fácilmente sus casas en medio de la niebla. Lo más bello es pasear entre las casas y los puentes, sin perder de vista los adornos con el encaje propio de esta isla que hay por doquier en los negocios de Burano.

DSCN6196.JPG
Los colores de Burano

Finalmente Torcello es una visita que no te demandará demasiado tiempo. El principal atractivo de esta isla es su contenido histórico: en ella se puede visitar una basílica erigida en el 600 d.C y el trono que, según se dice, perteneció a Atila, entre otros restos visitables muy interesantes.

Más allá de toda la lista de lugares que pueda hacerse, lo más bello de Venecia sin dudar es estar ahí, paseando por los canales, cruzando sus puentes, escuchando el agua moverse, viviendo los colores de la isla, viendo las góndolas pasar.

¿También te enamoraste te Venecia? Si te gustó el recorrido, compartilo!

Si estás pensando en ir, inspirate con estas imágenes haciendo click aquí

 

 

 

 

Anuncios